viernes, 16 de julio de 2010

LA TELEPORTACIÓN DE EL TIJERAL, IX REGION C1915

LA TELEPORTACIÓN DE “EL TIJERAL”, IX REGIÓN c1915

En el marco de un artículo sobre Teleportaciones el investigador chileno Raúl Gajardo Leopold recogía un testimonio correspondiente a Oscar Castro Seguel, de 23 años, soltero, Productor y Director de Televisión quien recuerda perfectamente que su bisabuela que falleció con 94 años le relató lo siguiente:
Esta abuela recuerda a un campesino que conducía una carreta tirada por bueyes, al llegar a Tijeral, repentinamente desapareció en el aire, con carreta y animales. Este episodio ocurrió delante de varias personas que estaban en los alrededores. A pesar de haberse iniciado una búsqueda de la persona, no fue encontrada. Y así fueron pasando los años.

clip_image001

Oscar Castro Seguel

A los cuatro años posteriores de los hechos narrados, una tarde a la misma hora, como desde la nada, en el mismo lugar reapareció este campesino con su carreta y bueyes. No había envejecido. Al ser consultado por sus familiares sobre qué le había ocurrido, él contesto que "nada, recién vengo llegando de Tijeral"

Con estas pocas referencias intentamos reconstruir la historia de un supuesto caso anómalo producido a comienzos del siglo XX en un pequeño caserío ubicado en una zona rural de la IX Región chilena.

Nuestro objetivo primario era localizar a Oscar Castro Seguel, quién había sido receptor de la extraña historia de labios de su bisabuela. Fue relativamente sencillo obtener sus datos, pues estaban disponibles en Internet. El Miércoles, 13 septiembre 2006, llamamos por celular al joven de 32 años, habitante de Angol quién solícitamente nos atendió propiciando una comunicación vía Messenger para evacuar nuestras dudas y relatarnos los pormenores del caso.
Como es habitual en algunos autores, Gajardo no entregaba muchos datos, incluyendo la fecha del episodio. Era imprescindible precisar esa información.

El entrevistado declaraba:

“Mi bisabuela contaba que cuando ella era una adolescente, se comentaba el caso de un campesino que salió un día desde su casa con una yunta de bueyes en el sector de Tijeral. Nunca retornó y se lo dio por muerto, sin embargo transcurrieron 7 años cuando un día una persona que circulaba por el mismo camino que tomó el campesino, lo vio con su yunta de bueyes y ni el ni sus animales eran siquiera un día más viejos. Ni la barba le había crecido. Al salir de su estupefacción le preguntó dónde había estado y el desaparecido le respondió que en ninguna parte pues simplemente llevaba su carreta a buscar leña. Para él los 7 años no fueron más que un parpadeo que ni siquiera notó.”

clip_image002

 

clip_image003

Imágenes de Carretas Tiradas por Bueyes (Principios del Siglo XX) Memoria Chilena

Recogemos varios errores en la versión de Gajardo incluida en la Web del IIEE Chile. Primeramente el joven Oscar Castro Seguel tiene 32 años en lugar de los 23 que se indicaba. El testigo del retorno en apariencia habría sido solo UNO y se habría producido luego de 7 años y no 4 como se menciona en la versión del 2003.Nada hace suponer que tuvo efecto a “la misma hora” que su pretendida desaparición.


Proseguimos con la entrevista:

-¿Cuál sería la fecha del supuesto episodio?

-Veamos…mi bisabuela dice que era adolescente en esos momentos, digamos unos 15 años. Ella falleció en el año 1998 a la edad de 97 años, o sea había nacido en 1901. La fecha sería aproximadamente 1916.

-¿Has pensado en alguna oportunidad acerca del origen de ese fenómeno?

-Bueno, supongo que el tipo (campesino) fue abducido y la nave o lugar al que fue llevado generaba alguna especie de campo de dilatación temporal o bien tenían (los abductores) la capacidad de moverse por el continuo espacio-tiempo.

-Por lo visto posees bastantes conocimientos del tema OVNI…

- Mayormente sobre Ciencia Ficción y efectos especiales ya que soy técnico en área audiovisual.

-¿La zona del suceso es rural o urbanizada?

- En aquellos tiempos debe haber sido solo un puñado de casas en medio del campo. Hoy pasa por allí la ruta que une Angol con Renaico, parte de la llamada Ruta de la Madera.
Es el camino a Butaco, sitio que ha generado muchos avistamientos de OVNIs y por dónde deambuló el chupacabras en su paso por el sur del país.

clip_image004

Mapa Satelital de Tijeral .Nótese que Aún Sigue Siendo Zona Rural. Mapa Google.

-¿Cuál era el nombre de tu bisabuela?

- A ver, deja acordarme, uno le dice nana o abuelita no más, espera, me parece que se llamaba Leontina Veloso…

-¿Te molestaría que expusiéramos esta interesante historia en el marco de una investigación en nuestro portal Archivos Forteanos Latinoamericanos?

- No, dale no más...yo no me hago problema…

Oscar muchas gracias por tu valioso aporte, por tu tiempo y cordialidad…

clip_image005

Genealogía de Leontina Veloso Veloso hasta Oscar Castro Seguel. NN Indica Nombres que Desconocemos. Copyright AFLA 2006 ®

En posteriores comunicaciones le solicitamos la posibilidad de obtener una fotografía de su bisabuela o en su defecto imágenes de su tumba para graficar este trabajo de investigación. Desafortunadamente sus obligaciones y una mudanza fuera de Angol impidieron que tal objetivo fuera cumplido.
Pero, no deseando dar por cerrado el caso con tan pocos elementos intentamos ubicar a otros familiares de la fallecida anciana, con la remota esperanza de que al menos una palabra de ellos confirmara esta historia tan extraña.

Así fue como el Lunes, 4 diciembre 2006 nos pusimos en contacto con la hija de Leontina Veloso, la señora Telva Morales Veloso (75) así como con su hermana mayor Olga Morales Veloso (82 años).
Por intermedio de ellas pudimos conocer que Leontina Veloso se casó con Efraín Morales Valdés y tuvieron solamente dos hijas, afortunadamente vivas .Ambas residen en Angol y Olga Morales Veloso está casada con Santiago Seguel, siendo abuelos de nuestro primer entrevistado Oscar Castro Seguel.

Olga nos atendió muy parcamente por teléfono y no nos entregó mayores detalles demostrando que no estaba interesada en cooperar. En tanto su hermana Telva confirmó que su madre:
“La Sra. Leontina Veloso nació el 16 de agosto de 1900 y falleció el 26 de junio de 1997 de una Neumonía Aguda en Angol. Vivió sus primeros años en Santa Bárbara y Angol. Fue sepultada en el Cementerio Municipal de Angol junto con su esposo.”

Nos dirigimos entonces a la administración de la necrópolis con el fin de constatar estos datos e intentar conseguir algún documento probatorio de la identidad de Leontina Veloso.

clip_image006

La Región de Tijeral

La persona que brindó su desinteresada ayuda en el cementerio Católico fue la señora Rosa Guzmán Pedraza, quién indagó en los registros e incluso en las actas de la Iglesia no hallando ningún elemento que indicara la existencia de Leontina Veloso.
El desconcierto fue mayúsculo. ¿Cómo es posible que no se tuvieran constancias de su nacimiento o fallecimiento ni de su ingreso al cementerio?
Solamente en las oficinas del registro Civil surgía algún indicio de la identidad de Leontina Veloso.
Un nuevo llamado a su hija Telva nos pone sobre aviso de una pista falsa. Lamentablemente había errado al entregarnos el dato del cementerio donde se alojaba la tumba de su madre. En realidad se hallaba en el Cementerio Municipal de Angol.
Con este nuevo “tesoro” entre nuestras manos, en pocos minutos estábamos al habla con el atentísimo plantel de empleados de la necrópolis. Nos comunicamos con Marco Álvarez Encargado del Cementerio Municipal de Angol y su colega Reynaldo Torres.

Carecíamos aún de precisiones en cuanto al segundo apellido de la testigo así como de la exactitud de su fecha de nacimiento. Paralelamente con las gestiones en el registro Civil de Angol, los colaboradores rastreaban datos en antiguos folios alrededor de 1900-1902. De la montaña de registros extrajeron 5 fallecidas con el nombre de Leontina Veloso.
Aún restaba por confirmar cual de ellas podía ser. Afortunadamente del Registro Civil surgió el dato que faltaba. Leontina Veloso Veloso (El segundo apellido igual al primero) había sido inscrita en Santa Bárbara y había nacido el 1 de Octubre de 1902.
Sin embargo, como si no fueran suficientes los traspiés, la fecha de nacimiento que figuraba en el certificado de defunción que se obtuvo no coincidía con la entregada por su hija en forma telefónica. ¿Podría tratarse de un nuevo error?. ¿Eran dos personas diferentes?.

clip_image007

Encabezado del Certificado de Defunción de Leontina Veloso Veloso. Nótese el Error en la Fecha. Copyright AFLA 2006 ®

Un nuevo llamado a Angol, casi muriendo el año 2006, el 27 de diciembre confirmó que se trataba de un error del copista siendo la fecha real la que había suministrado su hija y que como veremos aparece en la lápida de su tumba. Como alternativa al error del copista original presentamos la hipótesis de que en zonas rurales los Jueces de Paz solían presentarse una o dos veces al año , por lo que en oportunidades los recién nacidos se anotaban algún tiempo después, consignándose la fecha del registro y no la biológica del nacimiento.

Desde allí, obtener el dato de la tumba fue un paso majestuoso, el conocimiento y extrema buena voluntad de Marco Álvarez , hicieron que en pocas horas las imágenes estuvieran en nuestras manos.
Efectivamente allí estaba sepultada Leontina Veloso Veloso , probablemente la única persona que tuvo la fortuna de dar a conocer un caso antiquísimo vinculado con las teleportaciones sucedido en la mitad de la década de 1910 en Tijeral , IX Región.

clip_image008

Ingreso al Cementerio Municipal de Angol .Copyright AFLA 2006 ®

Habiendo verificado la existencia real de la narradora , necesitábamos confirmar los pormenores de la historia. No es que dudáramos de la palabra de Oscar Castro Seguel , sino que con toda lógica una señora de 90 años bien podría haber sufrido algún tipo de desborde imaginativo aunque siempre haya demostrado una extrema lucidez.
Indudablemente el relato de Oscar saltaba nada menos que dos generaciones : Sus abuelos y sus padres. ¿Podría ser posible que en algún momento de su larga vida haya contado la historia a otro familiar cercano?.
La consulta con Olga Morales Veloso casada con Santiago Seguel de acuerdo con las tres comunicaciones telefónicas, en septiembre, octubre 2006 y Marzo de 2007 nos permitió saber que no se comunica con su hermana, no sabe algo de la familia o no quiere responder y corta el teléfono y luego lo deja descolgado.

clip_image009

Sector de la Familia Morales Veloso. Copyright AFLA 2006 ®

Nos quedaba una vez más la posibilidad de obtener algún dato de boca de Telva Morales. Una nueva comunicación telefónica nos permitió mantener este interesante diálogo:
-¿Recuerda UD. Si su mamá le comentó algo extraño de un campesino que venia de Tijeral?

-“La verdad que no, pero si recuerdo alguien que estuvo perdido. Algo contaban como historia, como cosa, pero bien segura no estoy” “Yo tenía pocos años, algo parecido que se había perdido, extraviado pero no recuerdo más”

-¿Usted estima que el autor se habrá equivocado, qué el suceso no es verdadero?

-La verdad que ahí yo era muy niña, pero algo yo me acuerdo de la persona que Ud. Dice que se extravió. La verdad no me acuerdo muy bien, pero algo de esa historia yo la escuché”

-¿La escuchó en la familia?

-No, sólo se la oí a mi mamá (señora Leontina Veloso Veloso)
Yo fui la hija que más tiempo vivió con mi mamá, Mi hermana mayor no. Yo tengo 75 años, mi hermana Olga 82.

http://www.aforteanosla.com.ar/afla/articulos%20anomalos/teleportacion%20en%20tijeral.htm

Audio de la Entrevista con Telva Morales. Copyright Liliana Núñez 2007

Por fin, aunque vagamente, existía otro indicio de que la historia había circulado en el seno de la familia. Su hija, si bien desconocía los pormenores, tenía el recuerdo de una “desaparición de características extrañas”.

clip_image010

Lápida Correspondiente a Leontina Veloso Veloso (Nótese el Error Ortográfico del Tallador) Copyright AFLA 2006 ®

Nosotros estimamos que, dado lo antiguo del suceso, los datos reunidos son suficientes para exponer algunas breves conclusiones.

CONCLUSIONES

1-Los personajes citados son reales, se ha constatado su identidad, se ha dialogado con la mayoría de ellos.

2-El testimonio de Oscar Castro Seguel es coincidente con la impresión general que tiene Telva Morales sobre el suceso de Tijeral.

3-La fecha estimativa del suceso es 1915.

4-La región era y sigue siendo mayoritariamente rural. La población actual de Tijeral es de apenas 500 habitantes.

5-El investigador Gajardo y su colega Raúl Núñez cometieron numerosos errores de transcripción y al no investigar el suceso los mantuvieron de ese modo por 4 años. Deseamos que tras esta publicación se tomen la molestia de corregirlos.

6-Las características del suceso son las comunes a algunos tipos de “desapariciones relativisticas”, es decir vinculadas con los efectos apreciables en la Teoría de la relatividad de Einstein.

7-Es altamente dudoso que en esa comunidad tan alejada de los centros urbanos la historia se haya basado en obras de Ciencia Ficción o publicaciones de científicas.

8-Los paralelos de esta desaparición supuesta con los sucesos de El Caleuche son de notable semejanza. No podemos dejar de citar un par de ejemplos de los muchos que pueblan nuestros archivos sobre la materia:
“Además, a veces los marineros del "Caleuche" raptan hombres y mujeres y se los llevan: aparecen después de muchos años y ya no se acuerdan de nada de lo que les ocurrió. Eso sí, es como si el tiempo no hubiera pasado para ellos. ¡Regresan con el mismo aspecto físico que tenían al desaparecer!...”

“En Febrero de 1974, Carito andaba con su papá buscando madera en la playa, era tarde, el muchacho en esa fecha tenía dieciséis años, sin problemas con nadie en su casa, era tranquilo y normal como los demás jóvenes de su edad, venía de vuelta a casa y al llegar a una tranquera su padre le ordenó cerrarla bien y siguió adelante. Carito no tuvo problemas en obedecer y se quedó.

El papá llegó a casa y luego se hizo de noche y como Carito no aparecía, la familia se inquietó. El padre salió a buscarlo, pero no lo encontró. Al día siguiente continuó la búsqueda por los caminos, montes, potreros, casas, y en las cercanías de la playa, preguntando si faltaba algún bote, porque podía haberse ido a otra playa o islas cercanas, y se comprobó que todas las embarcaciones estaban allí, ninguna había salido hacia otra parte. Se dieron cuenta que el muchacho había desaparecido de verdad, no se le halló por parte alguna….

…Al tercer día de búsqueda inútil el padre se fue a Machuque con algunos vecinos a pedir ayuda a la policía.

Buscaron durante cinco días más por toda la Isla, sin resultado positivo alguno. A los quince días un hermano y un vecino hicieron un nuevo intento y se internaron por un monte, en el que según ellos, no se había buscado bien, iban juntos y caminaban despacio, presentían encontrar sorpresas y creían que lo hallarían muerto; alguien también antes desapareció y sólo encontraron el cadáver. Iban caminando cuando en un claro vieron a Carito, con una mano se sujetaba al gancho de un árbol que caía bajo, con la otra mano sostenía su chaqueta sobre el hombro, miraba hacia un lugar muy lejano, estaba quieto, arrodillado como si estuviese suplicando en silencio que alguien le liberara de una situación terrible y maldita.

Los buscadores se le acercaron y le hablaron, le hicieron preguntas, y le dijeron que volviera a casa, que su mamá lo esperaba. Estaba mudo. Cuando le preguntaron dónde había estado no contestaba, le volvieron a rogar que volviese a casa y que su madre se moriría si no llegaba, entonces se levantó y empezó a correr y al llegar a un cerro muy alto que separaba el monte de los potreros ellos vieron a Carito dar un salto increíble, saltó los estacones sin tocarlos y desde allí corrió y entró al patio de su casa.

La noticia corrió de puerta en puerta. Cuando se le interroga dónde había estado, callaba y se molestaba aduciendo no preguntarle donde había estado.

Había un hecho extraño que llamaba la atención, era la ropa y los zapatos de Carito a pesar del tiempo que duró la ausencia se le veía tan igual como cuando los tenía puestos el día de los hechos. Todo estaba limpio, el rostro y el cuerpo sanos. “

9-No coincidimos con Oscar Castro Seguel en la hipótesis de que el campesino fue “secuestrado” por extraterrestres. No hemos hallado pruebas, aunque sean circunstanciales, de que eso sea posible.

10-En apariencia toda la región tiene una interesante casuística de fenómenos luminosos e incluso de reportes de seres extraños. Los ejemplos son numerosos y exceden el marco de este trabajo pero pueden ser hallados sin dificultad alguna en la prensa local.

11-Sin poderse determinar los pormenores del caso Leontina Veloso es concluyente establecer que el relato es real así como los personajes y la descripción geográfica. Al menos estamos en condiciones de sostener que el “episodio” puede enmarcarse en una leyenda rural propia de las regiones australes de Chile, con repeticiones en la zona insular de Chiloé y que no conociéndose su origen al menos es repetitiva en sus características violatorias de las pautas espacio-temporales.

REFERENCIAS

1- Núñez, Raúl: Teleportaciones un Enigma Sin Respuesta, Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos Delegación Chilena, Santiago de Chile, 2003.

2-Picco, Héctor Antonio: Relato Oral de Don José, chileno afincado en San Carlos de Bariloche, 1983.

3- Cárdenas, Tabies, Antonio. “Triángulo en el Pacífico Sur”. Imprenta ARCA, 1996, pp. 78-85.

4-El Austral de Temuco: Reviven Contacto con OVNIs, Año LXXXV, Nro. 30.725, Sábado 3 de marzo de 2001

5-Entrevista Oscar Castro Seguel, 13 de Setiembre de 2006.

6-Entrevista Hugo Gallegos Bravo, Director del Museo Histórico de Angol, 13 de Setiembre de 2006 y el 29 de Octubre 2006.

7-Entrevista con Marco Álvarez Encargado del Cementerio Municipal de Angol, 10, 15, 22 y 29 de Noviembre 2006

8-Entrevista con Rosa Guzmán Pedraza, Encargada del Cementerio Católico de Angol, 25 y 26 de Noviembre de 2006

9-Entrevista Telva Morales Veloso, 4 de Diciembre de 2006

10-Entrevista con Santiago Seguel, 4 de Diciembre de 2006

11-Entrevista con Telva Morales Veloso, 6 de Diciembre de 2006

12-Entrevista con Telva Morales Veloso, 27 de Diciembre de 2006

Agradecemos profundamente el apoyo brindado por la familia Seguel, Veloso y Castro así como el señor Marcos Álvarez

Liliana Núñez Orellana y Fabio Picasso ® 2006-2007 Santiago de Chile- Buenos Aires

Prohibida la reproducción total o parcial sin el consentimiento escrito de los autores. Todos los derechos fotográficos registrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada